Microsoft mata de una vez por todas Windows Phone 8.1


Durante los últimos años Microsoft ha tratado de subirse al tren de los smarpthones sin éxito. iOS y Android son los dos grandes dominadores del mercado de dispositivos móviles y las cuotas de Windows Phone son mínimas.

Desde el 11 de julio de 2017, Windows Phone 8.1 queda completamente abandonado y eso significa que Microsoft pone fin a su soporte y millones de dispositivos no recibirán actualizaciones futuras.

Fin de ciclo para Windows Phone

Windows Phone 8.1 ya tiene su lugar en la página en la Microsoft recopila el fin de ciclo de sus productos. La fecha de la muerte del sistema operativo móvil quedó fijada para el 11 de julio, sin embargo, hay millones de dispositivos con este sistema.

Según los datos de AdDuplex, el 80% de todos los smartphones con Windows Phone vendidos en la historia funcionan con Windows Phone 8.1 o anteriores (8 y 7). Por tanto, todos ellos no recibirán ninguna actualización más. El resto de dispositivos son los que han tenido la suerte de recibir Windows 10 Mobile OS, la versión móvil del último sistema.

Microsoft no consiguió dar con la tecla y ha visto como Apple y Google le han comido la tostada en la nueva generación de dispositivos. Entre Android y iOS se reparten más del 99% de todos los smartphones que salen al mercado y claro, el ecosistema es fundamental en ellos.
Si no tienes usuarios, los desarrolladores no tienen ni un incentivo por el que crear contenidos, aplicaciones o adaptar servicios en tu plataforma. Y sin aplicaciones, no atraes usuarios y volvemos a empezar.

Comentarios