Microsoft entierra a Internet Explorer 6

El navegador acaba de cumplir 10 años
Roger Capriotti, director de Explorer en Microsoft, ha sido el encargado de firmar el post en el blog oficial de Windows que es una sentencia de muerte. El programa, que nació hace 10 años sigue presente en el 7% de los ordenadores del mundo pero en menos del 1% en Estados Unidos.


Hace un año Microsoft empezó con la cuenta atrás para el entierro. En la página creada al efecto se puede comparar la cuota de mercado con que cuenta por países. En España es del 1,4%. Aunque en casi todo el mundo la tasa roza el 2%, Asia es la excepción. China está en la cima de los desactualizados con el 25,2 % de sus ordenadores funcionando con este programa obsoleto. Le siguen India, Japón, Corea del Sur y Vietnam.

Internet Explorer 9 es la última versión de este programa. La octava entrega de la saga también está en activo. La novedad principal en ambas es una mejor gestión de las pestañas y un diseño más minimalista en el marco superior.

Según el servicio de análisis de tráfico StatCounter, en el mes de diciembre, Explorer (en todas sus versiones) seguía siendo el navegador líder con un 38% del tráfico en ordenadores de escritorio, seguido por Chrome con un 27% y Firefox con un 25%. El resto se lo reparten Safari, Opera y programas especializados como Tor, que se usa para burlar la censura.

Parece que su secuela, Internet Explorer 7, lleva el mismo camino que el reciente cadáver. La última versión de Facebook, la que convierte el perfil personal en una línea cronológica no funciona en este navegador. La recomendación tanto de Facebook como de Microsoft como de la red social es actualizarse a la versión posterior.

Lo que no se contempla, ni por parte del gigante de Redmon ni del servicio de Mark Zuckerberg, es que en muchos casos la puesta al día del programa no está en mano de los usuarios sino de los servicios informáticos de las empresas. De hecho, mantener la versión antigua del Explorer puede ser la mejor manera de asegurarse que no entran en Facebook.

Comentarios